Actualidad


Para leerte mejor


Por María Celeste Collado.


Para leerte mejor
La literatura se moderniza a través de novedosos subgéneros, librerías con experiencias sensoriales y fenómenos online como el de los booktubers.
 
De una u otra manera, los libros forman parte de las personas. Por placer, compañía o por una obligación académica, el contacto con las letras siempre está presente. Lo cierto es que, en pleno siglo XXI, la literatura no se quedó quieta y buscó los artilugios necesarios para adaptarse a los tiempos que corren. No solo en materia digital a través de los ebooks, sino también en la manera de alcanzar curiosos e insólitos lectores.
 
El escritor Mauro Croche, apasionado por el género de terror, fue uno de los que innovó sobre este concepto. “Había visto en Facebook, capturas de conversaciones de WhatsApp, pero eran fragmentos graciosos o que tenían como objetivo mostrar un chisme o poner en ridículo a alguien. Entonces, se me ocurrió que podía utilizar ese formato para contar una historia de terror con todos los elementos narrativos ya presentes: es decir, personajes, tramas, clímax y desenlace”, relata Croche sobre los microrrelatos que, en las últimas semanas, se hicieron virales.
 
La devolución fue tan sorprendente que le dio la pauta de que podía ahondar en ese experimento. Con más de ciento noventa mil seguidores en su fanpage, Croche instauró un camino inédito para acercar las personas a la lectura: “De esta manera, mucha gente se animó a leer ficción, aunque sean microrrelatos o historias de WhatsApp. Sé perfectamente que esos textos no ganarán ningún premio Nobel, pero pueden resultar lecturas iniciáticas. De hecho, recibí mensajes en los que me decían que, a partir de esto, se estaban sumergiendo en otras lecturas más convencionales. Esa era mi esperanza: que el público se animara a descubrir otros títulos, otros escritores. Para mí, misión cumplida”.
 
El quid de la cuestión alrededor de este tipo de narraciones es que, más allá de lo innovador o lo impactante, terminan siendo una excusa perfecta para navegar en los nuevos subgéneros que explotaron dentro de la literatura. Por ejemplo, el Grip Lit y el Chick Lit son novelas ideadas especialmente para y por mujeres. Títulos como La chica del tren –de Paula Hawkins– o 50 Sombras de Grey –de la británica Erika Leonard Mitchell, más conocida como E. L. James– son las novelas que mejor representan a este estilo literario.

Dentro de este abanico de opciones, también se encuentra el subgénero Young Adult, con la misión de motivar a los más jóvenes a perderse en una página, y otra, y otra. “La aparición de lectores infantiles y adolescentes, muy activos a través de las redes sociales, es la noticia más importante que tiene nuestro ámbito en muchos años”, afirma Oche Califa, Director Institucional y Cultural de la Fundación El Libro.
 
Hay cifras que avalan la tendencia. De acuerdo con una encuesta realizada en 2016 por esta institución, los jóvenes lectores resultaron los grandes protagonistas de la última Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Algunos de los resultados más relevantes que arrojó este estudio fueron: el 93 % de los asistentes de entre 16 y 24 años leyó al menos un libro durante ese período, y el 92 % lo hizo por elección propia. En tanto, el 86 % optó por la lectura de libros de ficción, el 48 % comenta libros con amigos y familiares, y el 65 % asistió a librerías cuatro o más veces durante el último año.
 
La clave del subgénero Young Adult es la identificación. Para explicarlo mejor, Mariana Muryn, profesora de Lengua y Literatura, cuenta una experiencia en una de sus clases: “Elegí el libro Los ojos del perro siberiano, del autor argentino Antonio Santa Ana. Lo empezamos a leer y pasaron cosas increíbles, ya que el protagonista tiene la edad de mis alumnos. Además, está narrado en formato casi de diario íntimo, por lo que tiene un poder inmenso para entrar en el corazón del lector. Durante el ejercicio en el aula no solo afloraron sentimientos, sino que pudimos trabajar contenidos que también eran muy útiles en el orden académico”. 
El fenómeno booktuber es otra de las novedades en las que las editoriales ponen especial atención para difundir sus productos más recientes. Si bien es un boom que se inició en países como España y México, no tardó en plantar bandera en la Argentina.
 
Matías Gomez es uno de los referentes de la movida a nivel nacional. Con apenas dicienueve años ya tiene su propio blog, Cenizas de Papel, que surgió cuando tenía solo quince. Él mismo define su propósito: “Compartir mis opiniones y estar cerca de lo que más me gusta: leer”.
 
Elegido en 2015 como “el” booktuber de la Feria del Libro, Gómez cuenta con su propio canal en YouTube (ostenta catorce mil seguidores), donde sube videos en los que comparte su opinión sobre sus libros preferidos. Oche Califa respalda el fenómeno: “Este año haremos el tercer Encuentro Internacional de Booktubers, con jóvenes que vendrán desde España, México, Venezuela y el Perú. Entre otros, estarán presentes el español Sebastián García Mouret y la mexicana Raiza Revelles”.
Sentir la lectura
Según un estudio del World Cities Culture Forum, Buenos Aires es la ciudad con mayor concentración de librerías por cantidad de habitantes. El dato está en consonancia con una suerte de refresh que, en la actualidad, están experimentando estos refugios tan preciados para los amantes del buen leer.
 
Entre las más emblemáticas, aparece la imponente El Ateneo Gran Splendid, considerada la más grande de América y, según el diario inglés The Guardian, la segunda más linda del Planeta. En su interior, lo que supo ser el escenario de un antiguo teatro es hoy la confitería en donde se puede degustar un exquisito café mientras se repasa, por ejemplo, la prosa de Mario Benedetti. Una forma distinta de “subirse a las tablas”.

Otros casos de este “renacer” son reductos no convencionales transformados en espacios dedicados a la lectura, como una casona que pone a disposición sus sillones, su patio y su terraza; librerías a puertas cerradas o con sus propias editoriales (como Eterna Cadencia), y aquellas que comparten lugar con degustaciones de vinos, proyección de películas, conciertos, muestras de pintura, almuerzos y cenas, talleres, charlas... y la lista continúa. “El consumidor de libros necesita vivir cada vez más un proceso sensorial. Ya no se trata solo de ir y buscar un libro, sino también de tomarse un cafecito, escuchar música, hablar con el librero... Se convierte en una experiencia completa”, relata Alejandro Bidegaray, dueño de la librería La musaraña, ubicada en el partido bonaerense de Vicente López.
  
Si de seguir sumando adeptos se trata, el mundo de la literatura empezó a fusionarse con otros rubros, como el gastronómico. La feria Leer y Comer es un excelente botón de muestra: en marzo pasado convocó a más de veinticinco mil personas que se reunieron con el objetivo de intercambiar experiencias literarias mientras degustaban platos gourmet o escuchaban conferencias a cargo de diversos escritores y chef, como Narda Lepes, Claudia Piñeiro o el doctor en Biología, Diego Golombek, quien disertó sobre cómo y cuánto influye la literatura en el pensamiento.

Adaptarse a la modernidad. Reinventarse. En eso anda el universo de las letras para no perder un ápice de protagonismo. “No puedo hacer predicciones sobre el futuro, pero sí tengo la convicción sobre el probado valor de la literatura en la historia de las sociedades, sobre su gravitación e importancia. ¿Hay algo que haga suponer que eso cambiará? Creo que no, que la literatura seguirá siendo central en el arte de la humanidad. El libro es y será su principal vehículo”, concluye Oche Califa.
Clásico de clásicos
Como todos los años, se llevará a cabo la 43.° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, donde se esperan invitados de la talla de Arturo Pérez-Reverte, Carlos Ruiz Zafón (considerado el escritor español más leído en todo el mundo después de Miguel de Cervantes) y el norteamericano John Katzenbach (creador del best seller El psicoanalista). Para el público juvenil se hará el Tercer Encuentro Internacional de Booktubers, con la presencia de la inglesa Jojo Moyes (autora de Yo antes de ti), la novelista romántica Cecelia Ahern (su libro Postdata: te amo fue llevado con éxito a la pantalla grande) y la argentina Romina Russell (que reside en los Estados Unidos y conquistó a los adolescentes con Zodíaco), entre otros. Con el discurso inaugural a cargo de la prestigiosa Luisa Valenzuela y Los Ángeles como Ciudad Invitada de Honor, se extenderá del 27 de abril al 15 de mayo en La Rural.

(Av. Sarmiento 2704, CABA). Más información en www.el-libro.org.ar
Con sello propio
Innovar, buscar el cambio, ofrecer nuevos recursos. Todo es válido si la idea es que el mundo literario se mantenga activo. Una muestra de ello es la apuesta de las editoriales de tener sus propias librerías. Waldhuter es uno de esos casos: durante el 2016 decidió romper los esquemas e inauguró su propio local donde funcionaba la antigua Paidós Del Fondo. Quienes decidan perderse por sus pasillos, encontrarán autores argentinos, latinoamericanos y españoles. La editorial Calibroscopio también siguió este camino, y ofrece sus productos al público, a través de El Libro de Arena Librería. Igual que estos dos ejemplos emblemáticos, editoriales independientes se sumaron a la modalidad para lograr un contacto directo con sus lectores.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte