Actualidad


Planeta futsal


Por Aníbal Vattuone.


Planeta futsal
A nivel nacional, la disciplina atraviesa su mejor momento. El Mundial obtenido en 2016 y la elección de la Argentina como sede de la próxima Copa América confirman un boom imparable.

Es viernes a la noche y la pelota no para de rodar. Atrás, el Monumental, a estas horas, es un “esqueleto de multitudes”, como define Mario Benedetti. Bajo la silenciosa custodia de este gigante de cemento, casi una veintena de jóvenes corre detrás de ese objeto redondo que todos quieren, como hipnotizados. En el entrenamiento del plantel de futsal de River Plate abundan las bromas, las risas, y hay algo claro que se palpa en el ambiente: una síntesis de felicidad. Tal vez, esta alegría sea la perfecta definición del momento que atraviesa un deporte que, en octubre de 2016, tocó el cielo con las manos cuando, contra todos los pronósticos, la Argentina se consagró campeón mundial de futsal. Y como si faltara algo para coronar esta actualidad: el país fue elegido, por segunda vez, sede de la Copa América que se disputa del 5 al 12 de abril.

“Desde el momento en que asumí intenté poner la vara bien alta y hacerle creer a todos que podíamos ganar lo que quisiéramos. En un principio, sonó todo muy raro e imposible, pero los torneos que obtuvimos antes del Mundial sirvieron para entender que se podía –cuenta Diego Giustozzi, técnico del combinado nacional de esta disciplina, y autor intelectual y material de esta revolución causada. Y agrega–: La Argentina siente muchísima pasión por la camiseta. Y eso que a nosotros todo nos cuesta un poco más: las selecciones suelen tener extranjeros que las nutren y las hacen crecer. En nuestro caso, teníamos que funcionar como conjunto, casi a la perfección. Por suerte, los chicos lo comprendieron y lo interpretaron”.

En los últimos años, este deporte experimentó un crecimiento notable, gracias a las consagraciones internacionales, la cantidad de equipos que se sumaron a las filas de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), una mayor difusión en los medios (publicaciones afines y televisación por canales de primera línea) y un interés en el público que no tiene techo. Y claro, la copa alzada en Colombia, que fue una prueba contundente de la calidad de futbolistas y del potencial que hay en estas tierras. “El Mundial le dio un vuelco importante, y revolucionó el deporte a nivel nacional. Se respira en los clubes de barrio, en los clubes de futsal. En el país hay cada vez más ligas e interés. Tenemos muy buena materia prima. Es cierto que todo lo que está pasando es un poco increíble, pero lo que importa es que la Argentina se mantenga en la discusión. Para eso se necesita compromiso de todos: jugadores, entrenadores, dirigentes, ligas y provincias”, amplía Giustozzi.

Todo presente tiene su pasado. Y el de nuestra liga se remonta a 1986, cuando dieciocho participantes dieron forma a la primera temporada. Los pioneros fueron River Plate, Boca Juniors, Huracán, Independiente, Acassuso, Argentinos Juniors, Gimnasia y Esgrima La Plata, Racing, Yupanqui, Platense, Atlanta, Fénix, Rosario Central y Newell´s Old Boys. Actualmente, el campeón es Kimberley, el conjunto del barrio de Villa Devoto.
Si bien tiene sus conceptos propios, futsal es fútbol reducido con cinco personas por equipo. Se practica en gimnasios cubiertos y, en la actualidad, hay dieciocho clubes en la Primera División, con una media entre veinte y veinticinco jugadores por plantel, por lo que hablamos de alrededor de cuatrocientos deportistas. La última novedad es que ya son cuatro las divisiones que compiten, con el flamante debut de la Primera “D”.

En lo que respecta a los juveniles, y específicamente al proceso de seguimiento y formación de los jugadores, Giustozzi aclara: “Manejamos las Sub-16 y la Sub-15, que es la que va a disputar los Juegos Olímpicos de la Juventud, y también tenemos la Sub-17 y la Sub-20, que son las que compiten a nivel de Conmebol y de FIFA. Así que miramos muchos jugadores”. 

River comparte la  Primera División con 17 de Agosto, América del Sud, Arsenal, Banfield, Barracas Central, Boca, Caballito, El Porvenir, Estrella de Boedo, Glo-rias, Hebraica , Kimberley, Pinocho?(el más ganador), Racing, San Lorenzo y Villa La Ñata
Espiando el vestuario
Ignacio Caviglia, capitán de River Plate, se emociona cuando habla de su especialidad. Futbolista de jerarquía y con el espíritu amateur a flor de piel, es uno de los tantos jugadores que no se dedican exclusivamente a lo que tanto placer les provoca. “Trabajo en el Ministerio de Hacienda, en la parte de recursos humanos. Vivir del futsal es difícil”, confiesa quien, además, es entrenador de la cuarta categoría de la disciplina en River. ¿Cómo es el devenir diario de un jugador de futsal en la Argentina? Caviglia se pone como ejemplo: “Entrenamos dos horas, casi todos los días de la semana. Ser técnico me lleva un par de horas más. Así que los días que dirijo a la cuarta, que son tres a la semana, vengo antes y puedo llegar a quedarme cinco o seis horas”.

A propósito del furor por la actividad, Giustozzi remarca que es el deporte que más se practica a lo largo y a lo ancho del territorio argentino: “Cualquier lugar que uno visite, tiene una cancha de fútbol cinco, y están todas alquiladas. No tengo dudas de que este deporte va a explotar y va a ser nacional”. En cuanto a esta federalización, Pablo Wildau, periodista y director de la revista y sitio online La voz del futsal (funciona desde el año 1998) subraya: “Si bien todavía falta solidificar las bases, tenemos plazas muy fuertes como Rosario, Tierra del Fuego, Mendoza, Misiones y Mar del Plata. ¿Hay futsal en otros destinos? Sí, pero todavía sin la repercusión necesaria. Por ahora, debemos reconocer que el mejor nivel se encuentra en Buenos Aires”.

Existen otros dos puntos para destacar dentro del boom. El factor económico y la influencia femenina. Vamos por partes. En cuanto al incremento de dinero que se maneja en el universo futsal, Wildau acota: “Si comparamos las cifras que se movían años atrás, se experimentó un aumento notable. Antes se cobraba un viático mínimo, un premio mínimo. En la actualidad, un jugador de élite cobra un sueldo medio. Eso sí: estos números son incomparables con los del fútbol once”.

Por su lado, el paso de las mujeres es más lento y con menos fuerza que el de los varones, pero sostenido. “La desventaja, por así decirlo, es su ‘juventud’. El primer año de futsal femenino fue el 2004. Recién a partir del año pasado comenzó a popularizarse un poco más. El tema es que contamos con muchas mujeres en ligas que no pertenecen a AFA. En esta entidad, los equipos siempre fueron relativamente pocos; quizá en el transcurso de 2017 lleguen a ser entre ocho y dieciséis. Hay ganas de crecer, y si le dan la importancia que merece, se puede aprovechar muchísimo más”, se ilusiona Wildau.
En Europa no se consigue
El valor del jugador argentino es muy alto. Cuando alguien se destaca, inmediatamente desean llevárselo a Europa. Una canción conocida en el fútbol de todos los domingos. El futsal no es la excepción. “En este ambiente pasa exactamente lo mismo. Quizá la ansiedad de los jugadores por emigrar es aún mayor, ya que la actividad todavía no les permite vivir de su profesión. Por eso, cuando se les presenta la oportunidad, los chicos ni lo piensan… y esto está sucediendo con mayor frecuencia. Cuando yo me fui, todo era diferente”, refiere Alejandro Gabriel Pérez, director técnico de River Plate, actual campeón de la Copa Argentina de futsal. 
Pérez habla con conocimiento de causa: futbolísticamente, nació en el club “millonario”, pero a los veinte años partió y jugó en Europa durante catorce. Allí, se disputan las ligas más fuertes: España, Italia, Rusia y Portugal. A ese lote, debe sumarse Brasil (que ostenta cinco campeonatos del mundo). “La Argentina siempre estuvo en la segunda o tercera línea en cuanto al nivel. En cierto modo, no nos respetaban. Ahora eso cambió. A largo plazo, podemos llegar a ser una potencia como Brasil o España”, vaticina Giustozzi.

Por estos días, la selección nacional se ocupará de una cita más que atrayente: defenderá la corona de rey de América en su propio país. Los dirigidos por Diego Giustozzi tratarán de regalarse y regalarnos una gran alegría: el bicampeonato continental (ganó la copa en 2015 y ya lo había hecho en 2003). El técnico argentino afirma su voluntad de no quedarse satisfecho con lo que se consiguió hasta ahora: “El objetivo siempre es ser campeón. Defendemos el título, pero hay que ser realistas y mantener los pies sobre la tierra. Y ser humildes. Llegamos, pero lo más importante es mantenerse”.
El gol que falta anotar
El gran tema para debatir por estos lares es la profesionalización de la disciplina. En rigor, el futuro es hoy: el campeonato del mundo trajo de vuelta la discusión de cuándo el futsal se profesionalizará definitivamente. “Siempre se habló de la posibilidad de dar ese gran salto. Creo que ahora estamos más cerca que nunca de lograrlo. El haber ganado el Mundial ayudó y mucho para ello: hubo una reestructuración, aparecieron nuevos sponsors… Las posibilidades hoy son más concretas que nunca”, sentencia Wildau.

Por su parte, Giustozzi se muestra obsesionado por aprovechar este envión: “Eso es lo mejor que nos dio esta copa: que nuestro futsal tuviera visibilidad en lugares donde ya es potencia y es profesional. Tenemos un calendario 2017 muy interesante, con competiciones en Irán y Tailandia. Trataremos de llegar a lo más alto”. Desde su visión adentro de la cancha, Caviglia apunta: “Hay que mirar hacia afuera y copiar a quienes hacen bien su trabajo. Tenemos que hacer una liga más competitiva, y eso es inherente a una profesionalización de la actividad. Subiría el nivel de juego”.
Época dorada
En los últimos años, la Argentina se tomó la costumbre de subirse a los podios de la disciplina. Diego Giustozzi cuenta cómo se dio ese proceso, incluido un cambio de mentalidad: “La gente se sintió identificada con un sistema de juego, con cómo proponíamos los partidos. La idea es salir a ganar en cualquier cancha y país, y ser protagonistas. Así ganamos la Copa Confederaciones, la Copa América, el Mundial, el Sudamericano Sub-20 que nunca se había conseguido... –se enorgullece. Y?cuenta parte de su “secreto”–: Hay una idea, una metodología de entrenamiento. Tratamos de que no se nos escape ningún detalle. A estos niveles, son los detalles los que marcan la diferencia”

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte